envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Il Delta Club, un'iniziativa apostolica di membri della Prelatura a Bogotà, il cui scopo è la formazione integrale dei ragazzi, ha compiuto venticinque anni di vita. Nella ricorrenza, Mons. Alvaro del Portillo ha fatto pervenire la seguente lettera al

Roma, 9 de mayo 1987

Queridísimo Guillermo: ¡que Jesús te me guarde!

He agradecido muy de veras tu cariñosa carta, en la que me comunicas que el próximo mes de junio celebraréis los veinticinco años del Club Juvenil Delta, y te escribo ahora estas líneas para que sepáis con cuánto afecto me uno a vosotros en este aniversario.

Nuestro santo Fundador nos acompañará muy de cerca en nuestro agradecimiento al Señor, por los beneficios que ha concedido a las almas a través de la labor apostólica que se ha realizado en el Club Delta durante estos años. Estoy seguro de que nuestro Padre estará contento de vuestro trabajo —como yo lo estoy— e intercederá ante la Trinidad Beatísima para que continúe llenando de fruto vuestro afán de almas.

Sentí mucho no haber podido pasar un rato en vuestro Club durante mi estancia en Bogotá: ofrecí al Señor esta pena por vosotros y por vuestra tarea y pienso que así salisteis ganando.

Continuad luchando, hijos míos, por ser santos, haciendo del Sagrario el centro de vuestro Centro. Considerad además que vuestra labor no se limita a la atención de los chicos que participan en las actividades del Club, sino que debéis sentir la urgencia de que también se beneficien sus padres, a los que tanto debéis y tanto queremos todos.

Ruega a todos, de mi parte, que recen por mis intenciones, y diles que me apoyo en su oración y en su trabajo bien realizado, para sacar adelante la Obra en el mundo entero.

Para todos mis hijos, y para los socios del Club Juvenil Delta y sus familias, una bendición muy cariñosa



vuestro in Domino
Alvaro

Romana, Nº 4, Gennaio-Giugno 1987, p. 92-93.

Invia ad un amicoInvia ad un amico